Apnea del sueño

¿Qué es el ronquido?

Durante el sueño los músculos están muy relajados y se pierde, en parte, la coordinación motora que existe normalmente entre los músculos respiratorios. De esta forma, al disminuir el lugar de paso para el aire durante la respiración, se produce el ruido. El ronquido lo padecen entre el 10 y el 30% de las mujeres y el 50-60% de los hombres mayores de 40 años, y esto va empeorando con la edad de manera notoria. La importancia de este trastorno es que altera la vida en pareja, además de lesionar la vía aérea superior.

¿Qué es la apnea del sueño?

En una fase más grave del estrechamiento de la faringe, se produce el colapso, que impide el paso del aire y cesa completamente la respiración durante unos segundos (apnea). Todas las personas padecemos durante el sueño algunos episodios de apnea, pero de muy corta duración (2 ó 3 segundos). Si la apnea dura más de 10 segundos nos encontramos, posiblemente, ante un Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS).

¿Qué consecuencias tiene?

Al dejar de respirar unos segundos, la sangre no recibe oxígeno, y aumenta en ella la concentración de gas carbónico. Como consecuencia de esta alteración, puede aparecer:

  • Somnolencia diurna y cansancio crónico, que puede ocasionar bajo rendicmiento en el trabajo, pérdida de memoria y accidentes laborales y de tráfico.
  • Dolores de cabeza matutinos y sensación de cansancio.
  • Trastornos de conducta como irritabilidad y deterioro intelectual.
  • Pérdida de la líbido
  • Hipertensión arterial y cardiopatía isquémica.
  • Diabetes. Enfermedad cerebro-vascular.
  • Aumento del riesgo de muerte súbita durante la noche por arritmias.

¿Cómo se detecta la apnea del sueño?

Al observar a una persona que duerme, se perciben ciertos signos como son: Ronquidos, pausas en la respiración que suelen terminar con un ronquido más fuerte, desperatares bruscos y sueño agitado, además de síntomas que el paciente relata como sudoración profusa y acidez gástrica.

¿Cómo se diagnostica la apnea del sueño?

El médico puede diagnosticar la apnea del sueño basándose en la historia clínica, antecedentes familiares, examen clínico y pruebas complementarias.

Las exploraciones son relativamente sencillas y totalmente indoloras: cumplimentar cuestionarios, radiografías y dormir alguna noche en su casa con un dispositivo que le estudia mienras duerme.

Posteriormente el médico analizará los resultados obtenidos y le hará un diagnóstico completo de los posibles problemas de ronquido y apnea del sueño.

¿Cómo se trata la apnea del sueño?

Es necesario restablecer el flujo de aire de forma constante. Hay varios sistemas principales para conseguir este objetivo.

  • Dispositivos de avance mandibular (aparatos que el dentista coloca en la boca del paciente y que ha de utilizar mientras duerme, para abrir la vía aérea).
  • Sistemas que aportan aire a presión mediante una mascarilla que se coloca mientras duerme.
  • En otros casos, puede ser precisa una cirugía para corregir la estrechez patológica de la vía aérea. Lo ideal es la coordinación de varios especialistas (neumólogos, neurólogos, estomatólogos, dentistas, etc.).

¿Qué mejoría se obtiene con el tratamiento?

  • Supresión o disminución importante del ronquido.
  • Menos esfuerzo cardiaco, disminución de la tensión arterial y del ritmo cardiaco.
  • Al disminuir la somnolencia, menor riesgo de tener accidentes de tráfico, laborales, etc.
  • Mejor rendimiento general (trabajo, estudios, …).
  • Mayor sensación de bienestar.
  • Mejor relación de pareja.